mercado-sin-desperdicios

En el marco de la Cumbre del Clima de París (COP21), este martes se inauguró en el centro de la capital francesa el primer supermercado totalmente libre en envases.

De acuerdo a los responsables de la compañía Biocoop, el nuevo comercio es un laboratorio para ensayar durante dos meses la fórmula de venta de 250 productos a granel, transcurrido ese tiempo, el comercio cerrará sus puertas y sus innovaciones se aplicarán en el resto de tiendas de ese grupo.

Asimismo, el espacio, donado por el Ayuntamiento de París, esta equipado con mobiliario fabricado con materiales reciclados, el refrigerador alimentado por CO2 e iluminación, provista por una compañía de energía renovable.

Por su parte el alcalde del distrito Rémi Feraud señaló que el objetivo es “mirar hacia el futuro a través de conceptos ciudadanos extremadamente importantes”.

Antoinette Guhl, la adjunta a la alcaldesa de París describió que el comercio representa una alternativa para “pasar de la sociedad de lo desechable a la sociedad de lo perdurable”.

El presidente del grupo, Claude Gruffat, dijo que la idea es que los consumidores “acudan a su supermercado de barrio con su bote reutilizable, lo rellenen y vuelvan con él a realizar su próxima compra”. O bien, adquirir botes de cristal, bolsas de papel o algodón y botellas de vidrio.

Además, dicho sistema limita el consumo excesivo de los productos, al dar la posibilidad al comprador de adquirir únicamente lo que necesita, además disminuye el precio final del producto debido a que se reduce el importe del envase.

Vía: lajornadadeoriente.com