pimientos
Vivimos rodeados de anuncios que nos dicen que tenemos que reciclar, que es muy importante echar los plásticos al contenedor amarillo para que así tengan una segunda vida y el planeta sea un lugar mejor. Lo que nadie dice es que los plásticos son muy difíciles de reciclar y el pequeño porcentaje que sí es reciclado se convierte en un plástico de poca calidad y económicamente poco rentable. Esto tiene como consecuencia que la forma que se tiene de dar salida al plástico que producimos y tan bien separamos sea incinerándolo para, en el mejor de los casos, obtener energía.
Seguir leyendo «UN PASO ATRÁS II. Querido consumidor: deja de reciclar»