Spread the love

CIUDAD ANFIBIA ECOLÓGICA. LILYPAD

Este proyecto del arquitecto francés Vincent Callebaut  pretende ser una alternativa al angustiante tema del cambio climático que actualmente afronta el mundo entero: El calentamiento global.

Este ambicioso proyecto tendrá lugar para cultivos y puertos donde comerciarlos. Albergará alrededor de 50,000 habitantes y tienen miras de construirla para el 2010.

CIUDAD ANFIBIA ECOLÓGICA. LILYPAD

Esta obra parece ser de ciencia ficción pero en realidad es una respuesta rápida a uno de los desenlaces más graves del calentamiento global: el derretimiento de los polos y consecutivamente el aumento del nivel de agua de los mares.

Partiendo de esta hipótesis y teniendo en cuenta que muchas zonas del mundo como los países bajos y los Emiratos Árabes Unidos en estos días están en la obligación de gastar millones de euros para levantar barreras de arena para protegerse del avance de las aguas, Callebaut creó un proyecto sostenible : el proyecto Lilypad.

Se trata de una Ecópolis que se expone como una ciudad flotante, es una metrópolis ecológica que provee viviendas de futuro para las víctimas del cambio climático, esta tiene una particularidad: se mueve constantemente esto es parte de un concepto biotecnológico de resistencia ecológica que se vuelca al nomadismo y a la ecología urbana en el mar.

En conclusión Lilypad viaja en dirección de las corrientes oceánicas frías y calientes.

Otra características es que esta ciudad podrá desarrollar su fauna y flora en torno a una laguna central artificial que se origina a raíz de las lluvias caídas, cuenta con tres puertos y tres montañas que incluye entre otras cosas locales comerciales y entretenimientos, las casas están ubicadas en jardines suspendidos y alrededor de ellas hay calles y callejones con el bosquejo orgánico.

El objetivo de este proyecto es crear una forma de vida armoniosa entre el hombre y la naturaleza y experimentar nuevas maneras de vida.

Tendrá cultivos para asegurar fuentes de alimentación y la subsistencia de los habitantes la otra fuente de ingreso es el comercio en las ciudades costeras que va recorriendo.

Esta ciudad anfibia surcará mares y océanos y como no podía ser de otra manera la energía que utilizará será la del sol y el viento.

El arquitecto tiene en mente que la ciudad no emita ningún tipo de residuo utilizando combustibles como la biomasa para impulsar los motores de esta isla móvil.

La Lilypad se servirá de todos los avances tecnológicos verdes para funcionar, entre ellos la energía solar, eólica y mareomotriz junto con sistemas de iluminación por LEDSs reciclaje de los desechos y otros milagros.

Esta ciudad aún imaginaria imita la flor del nenúfar, tendría una laguna artificial de agua dulce en el centro que es lo que permite la variedad de especies animales y vegetales.

Callebaut resume la idea como un prototipo de ciudad anfibia y que se basta a si misma pero aún hay que esperar unos cuantos años para ver si se lleva a cabo.

Vía: blogarquitectura
webvolution