Spread the love

17 DE MAYO DÍA MUNDIAL DEL RECICLAJE

El día 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje con el objetivo de concienciar a la población acerca de la utilidad de esta herramienta sencilla y al alcance de todos para la mejora del medio ambiente.

Entendemos por reciclaje el proceso por el cual un producto ya utilizado, en principio destinado al deshecho, es procesado para que pueda ser reutilizado, disminuyendo así el impacto medioambiental de nuestros hábitos de consumo. El vidrio, el papel y el metal son, por el momento, los materiales que más habitualmente se reciclan.

Una vía para la mejora en la práctica del reciclaje, es el conocimiento de los medios a nuestro alcance. Además de los habituales contenedores de vertidos azul, amarillo y verde, existen los llamados ‘puntos limpios’, en los que se recogen aquellos residuos que no pueden o deben ser arrojados a los contenedores de basura, ya sea por su volumen -muebles, escombros, chatarra…- o su peligrosidad. Éstos últimos, a los que se debe poner especial atención, son los tubos fluorescentes, los envases de productos higiénicos, los medicamentos caducados o las pilas y otros tipos de baterías entre otros.

El reciclaje en cifras

Según datos publicados en 2009 por el Instituto Nacional de Estadística, tres de cada cuatro hogares españoles tienen en cuenta la separación, para su posterior reciclado, de los materiales básicos susceptibles de ser reutilizados: papel, vidrio, plástico y metal.

Esta encuesta atiende también al procesado de otro tipo de residuos, que las familias españolas también ponen en práctica, aunque en menor grado. El 72,3% de los hogares recicla las pilas y demás baterías, el 69,5%, los medicamentos, el 65,9%, los aparatos eléctricos, electrodomésticos y ordenadores y tan sólo un 35,6% recicla los terminales de telefonía móvil, a pesar de su extendido uso.

Para interpretar correctamente estos datos, debemos tener en cuenta no sólo la sensibilización de las familias ante la utilidad del reciclado y sus conocimientos al respecto, sino los recursos municipales dispuestos a tal fin.

Esta encuesta, denominada ‘de Hogares y Medio Ambiente’, concluye que las capitales de provincia y los municipios de más de 100.000 habitantes son los más predispuestos al reciclaje, así como las viviendas en las que reside un mayor número de personas. Por ingresos, son los hogares con un nivel medio-alto los más activos en este sentido.

En 2008, el País Vasco, con un 92,3%, fue la Comunidad Autónoma en la que más hogares se recicló el papel, seguida de La Rioja, con un 90,7%. A la cola se sitúan Ceuta y Melilla con un 31,2%.

La clasificación se mantiene si hablamos del reciclado de vidrio con un 91,6%, un 90,1% y un 19,8% respectivamente, y del reciclado de envases de plástico y metal, 90,2%, 89,9% y 4,8%.

 

Sin embargo, según la Oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, España se sitúa por debajo de la media en cuanto a su labor de reciclaje. Este país es el octavo por kilos de residuos generados, 588 por persona y año en 2007, por encima de los 522 en los que se encontraba entonces la media europea. El tanto por ciento de estos residuos que van al vertedero, también es superior en España, con un 57% frente al 40% de la UE.

Los países que más reciclan son Austria, Alemania y Países Bajos, con porcentajes que oscilan entre el 60 y el 70%. A la cola encontramos a Bulgaria, Rumanía y Malta, que envían directamente al vertedero entre el 97 y 100% del total de sus residuos.

Sea como fuere, la educación de los ciudadanos así como su concienciación a este respecto son dos herramientas clave que deben ir acompañadas, que duda cabe, de la infraestructura municipal y nacional adecuada que favorezca el correcto procesado de los residuos.

Vía: rioja2.com